“Encantado de habernos conocido”. Aitor Lajarin

Aitor Lajarin.  My little empire/ encantados de habernos conocido.
(del 24 de noviembre al 7 de Enero)

Para mi primera exposición en la Galería Blanca Soto de Madrid, que corresponde  con mi primera exposición en el marco de una galería en la ciudad, (si bien se había podido ver con anterioridad un trabajo mío en la exposición de Generación 2005 Cajamadrid en la Casa Encendida), he decidido realizar un montaje representativo de lo que hasta la fecha de hoy ha sido mi trabajo. No he tratado de recopilar trabajos ya que la mayor parte de las piezas han sido realizadas para ésta exposición pero si he querido mostrar en un mismo espacio pintura e instalación de modo que el espectador posea una visión más completa de lo que durante los últimos años ha sido mi trabajo.

La pintura y la instalación en  mi caso  no actúan  como dos agentes separados, como dos campos claramente diferenciados sino que se complementan ya que las instalaciones vienen a ser la prolongación y deriva de la pintura a través de la arquitectura de la sala de exposiciones, en una especie de acción expansiva de la pintura que entra en interacción y relación de cuestionamiento con el marco arquitectónico.

En el caso de la Galería Blanca Soto, he realizado una serie de pinturas y dibujos de varios formatos (desde 19x24cm hasta 250x250cm), en las que describo secuencias que ocurren en espacios delimitados, y he reservado la pared más grande de la sala para realizar sobre ella una intervención. Esta intervención, que rezuma un carácter muy pictórico aunque en ella he utilizado diversos materiales y medios; pintura, cinta adhesiva, papel, cartón, fotografía,  bien podría ser una suma de cuadros que se expande por el espacio o un collage de secuencias que aporta una visión más amplía de un escenario mayor o de una situación espacial. En ésta situación en la que el espacio expositivo se activa y se vuelve tan importante y donde cada escena se inserta en una narración mayor, el montaje del resto de las piezas es igualmente cuidadoso procurando que entre ellas se generen correlaciones y se forme en la sala un hilo discursivo más o menos concreto y evidente pero que existe aunque de manera latente. La cohesión  de las piezas y el espacio se ve reforzada por la intervención pictórica directa sobre las paredes de la sala lo que da a la exposición aspecto y sentido de única instalación.

En ésta exposición y cada vez más, va siendo más importante en mi trabajo el aspecto narrativo. No se trata en definitiva de solamente una experimentación formal relacionada con el cuestionamiento de los medios y el espacio. Es importante el hecho de poder a través de los medios que se manejan realizar piezas que de una manera abierta y sugerente, nunca impositiva susciten reflexiones en el espectador que será el que en última instancia realice la obra interiorizándola y confundiéndola con su propia experiencia. Si bien las piezas que aquí se muestran responden a la necesidad de exteriorizar un mundo propio donde uno pone sus reglas y valora a su modo, de hay el título “my little empire”, también pretenden conectar de manera velada con el espectador en el terreno de la reflexión sobre el individuo y la sociedad más cercana. El subtítulo “encantados de habernos conocido”, nos reclama a nosotros, como grupo y como individualidad y nos sitúa como protagonistas de la exposición.

Aitor Lajarin.

Texto de la exposición de Aitor Lajarin para la galería Blanca Soto de Madrid.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s